28 mayo 2006

Aviso: Pato haciendo números

Tras el cambio de trabajo, este pato se está planteando dejar el nido de sus padres y agenciarse un pisito, que ya iba siendo hora.

En principio la primera opción era el alquiler, por rapidez, por no saber en qué situación estaría en unos años, etc. Pero mis amigos y mi familia insistían en que comprara: que así no tiras el dinero, que es una inversión segura, que tienes algo tuyo... lo de siempre.

Así que cojo mi arma todopoderosa: la hoja de cálculo. Hago números para un hipotético piso de 200.000,00 eurillos de nada, y una hipotequilla al 4% en 30 años. Las cifras no engañan:

Sale una cuota mensual de 954,83 €, de los cuales durante los dos primeros años suponen de media unos 650,00 € de intereses y 300,00 € de cuota. Es decir, que al cabo de 2 años habré pagado 7.187,64 € del piso (siendo el reto intereses), lo que supone el 3,6% del coste total.
Ante estos números la opción del alquiler no parece tan mala, siempre que no supere los 650 €, claro. De esta forma podría invertir los 300 €, o más, restantes en un fondo, o incluso a plazo fijo. Pongamos que lo invierto al 2,5%. Así tendría al cabo de dos años 7.372 € aprox.
Vale, que no he tenido en cuenta la revalorización inmobiliaria, ni las deducciones por adquisición de vivienda. Pero yo no tengo esa fe ciega en que los pisos siempre suben, y las deducciones tambien se pueden conseguir con una cuenta vivienda (disponiendo de 4 años para comprar).

Y precisamente, con la hoja de cálculo todavía abierta descubro via Escolar.net este más que acertado cuento. Me pregunto si tendrá moraleja.

Technorati tags: , ,